lunes, 18 de junio de 2012

¿Adiós al Centro de los Oficios de León?

El actual Centro de los Oficios de León, nació hace 25 años como Escuela Taller de Restauración de León. En lo que debía convertirse en un año de celebraciones, ha resultado que se convierte en un adiós, puesto que el Ayuntamiento de León ha decidido cerrarlo.
En el año 87, no era precisamente fácil convencer a la sociedad de la necesidad de formar profesionales que conociesen los oficios tradicionales para afrontar las restauraciones y la conservación de nuestro Patrimonio, pero León fue una de las primeras ciudades de España en abrir su propia Escuela Taller. Mucho antes de que existieran empresas especializadas, esta Escuela convirtió el Patrimonio leonés en objeto de estudio y práctica interviniendo en casi todos los monumentos emblemáticos y dando una nueva visión de futuro. Por ejemplo, el casco histórico se transformó y renovó con un plan homogéneo que utilizaba por primera vez el estudio cromático histórico para dar color y visión de conjunto a las fachadas.
Efectivamente, la Escuela entonces y el Centro después, han sido mucho más que un taller de aprendices al estilo medieval. En ellos se ha investigado sobre todas las vertientes de los oficios y publicado una amplísima colección de manuales y estudios relacionados con los oficios, la arquitectura, la restauración y la construcción, llegándose a crear su propia editorial, con un gran prestigio.

Creo haber mencionado en anteriores ocasiones que yo fui alumna de la Escuela. Uno de los privilegiados que pasó varios meses encamarado a los tejados de nuestra Catedral para arreglar sus cubiertas, mientras otros compañeros reponían o arreglaban piezas a sus pináculos y otros emplomaban los canalones y desagües. La única chica entre todos ellos. He participado en intervenciones dispersas por toda la ciudad, en San Isidoro, en la Plaza Mayor, en el Casón de Villapérez,... y es una de las cosas de las que más orgullosa me siento en mi vida.
Pero a parte de las razones puramente sentimentales por lo que la experiencia supuso para mi como persona, considero mucho más importante lo que significó profesionalmente. Allí comprendí que quería seguir trabajando en el Patrimonio Arquitectónico el resto de mi vida. Han pasado 20 años y sigo en ello, así que me creo con derecho a considerarme una de las personas que más agradecida está y que más debe a este Centro.
No sé si está en mi mano hacer algo para que la decisión del Ayuntamiento de León de cerrar el Centro de los Oficios cambie, pero si lo está, podeis contar con que lo haré.
Para empezar, si alguien está interesado, podeis firmar aquí para pedir que no se cierre.
Saludos a todos. Nos vemos por León.

1 comentario:

  1. A LOS QUE GOBIERNAN SE LES SECAN LAS NEURONAS CON LA EMOCION DE TENER MAYORIA ABSOLUTA DE LO CONTRARIO NO SE PUEDE ENTENDER.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus comentarios. Todas las contribuciones son bien recibidas, ayudan a mejorar.