martes, 30 de octubre de 2012

Es un negocio un incendio? Para quién?


En el Boletín Oficial de la Provincia de León con fecha 30 de octubre se publica la licitación por subasta de la madera quemada en el gran incendio de este verano en Castrocontigo y comarca.


La Junta de Castilla y León ha realizado una medición total de 6810,48 hectáreas de madera quemada y la ha tasado en un total de 2.147.671,55 euros.




Poco más de dos millones de euros a cambio de la mayor catástrofe medioambiental de la zona y las graves repercusiones que tendrá durante muchos años.

Cada junta vecinal o municipio se hará cargo de los trámites y se embolsará lo recaudado, según el BOP.
A mi se me ocurren varias preguntas.
Todo lo quemado era comunal? cuantas hectáreas de propiedad privada se quemaron?
Lo recaudado hay que tributarlo? Cómo y a quién?
En qué van a reinvertir ese dinero los pueblos? Harán replantaciones?
Quién va a hacer esas replantaciones y a qué coste?
Quien compra la madera quemada y para qué fin?

ES UN NEGOCIO UN INCENDIO? PARA QUIÉN?

Saludos a todos. Nos vemos por León.

10 comentarios:

  1. Interesantes preguntas... la verdad es que se ha visto mucho político por ahí; y ya se sabe, reunión de pastores...

    ResponderEliminar
  2. Son las preguntas de siempre. Los porqués sobre algo tan desastroso que nos resulta difícil de creer que sea solamente atribuible a la locura o al accidente

    ResponderEliminar
  3. Me parece aterrador pensar que existen intereses económicos detrás de una catástrofe medioambiental como ésta, pero no sería la primera vez que ocurre y por desgracia no será la última...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay que daror hecho la mala intenciónero, la verdad, en los tiempos que corren dudar es cuando menos lógico. Qué triste

      Eliminar
  4. Los políticos siempre tan bien "plantados" para la foto, no olvidar el incendio del año pasado en La Cabrera, ¿¿quíen fue?? y cual fue su condena?? (seguro que ya no se acuerda nadie) en finnnn esta es la Spain maravillosa donde todos éramos ricos, guapos y resalaos y ahora se empieza a recoger lo cosechado, cenizas en este caso provocadas, pero en este maravilloso país tenemos una amnesia inmejorable, en unos meses nadie se acordará del tema y encima pensaremos eso de seguro que las Juntas Vecinales se forran con este incendio y por eso es bueno que las Juntas Vecinales desaparezcan ya que lo único que hacen es ir provocando y encima lucrándose, así somos y así nos va.

    Hay un proverbio que dice algo así "cuando el último árbol esté muerto, el último río envenenado, y el último pez atrapado, nos daremos cuenta de que el dinero no se puede comer"

    Un abrazote utópico, Irma.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me cuesta creer que haya alguna Junta Vecinal que considere esto un buen negocio, pero seguro que no dejará de haber quien lo piense. Precisamente con estas cosas es cuando yo veo más clara la necesidad de esas Juntas. Por lo demás, tienes razón, somos de memoria de pez, 3 sg y a otra cosa. Espero que no lleguemos a lo de tener que comernos el dinero, el papel es muy indigesto y el metal más aún.
      Un saludo, utópica.

      Eliminar
  5. No sé si intereses precios, pero desde luego posteriores sí: no sólo hay memoria de pez, es que a río revuelto siempre surgen pescadores y furtivos. Y mordemos el anzuelo o acabamos en el 'cambeiro'

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La realidad en la que vivimos invita a la desconfianza.

      Eliminar

Gracias por dejar tus comentarios. Todas las contribuciones son bien recibidas, ayudan a mejorar.