domingo, 9 de diciembre de 2012

¿Cuál es la solución para la Cripta de Puerta Obispo?

Todos los medios de comunicación leoneses se hicieron eco hace pocos días del rechazo de la Comisión de Patrimonio al nuevo acceso a la Cripta de Puerta Obispo propuesto por el Ayuntamiento de León. (Diario de León, ileon, La crónica de León, Leonoticias ).

Según todos ellos, el Consistorio proponía cubrir el acceso con una estructura metálica de 20 metros cuadrados y 3 metros de altura, con cerramiento de vidrio incoloro y cubierta de chapa.

Sentí curiosidad porque una cosa es imaginarlo y otra tener la opción de "verlo" así que hice un pequeño y sencillo montaje para hacerme una idea, utilizando las medidas exactas que se mencionan.




Evidentemente, esto no es lo mismo que verlo al natural una vez realizado, pero permite hacerse una idea. La vista que más "sufre" los efectos es la que se tiene viniendo desde el barrio de El Egido. Desde luego, la famosísima foto que tanto leoneses como foráneos hacen de la Catedral desde la esquina del acceso a la plaza por la calle Ancha, no sufre ningún "desperfecto".

Otra cosa es que la normativa vigente permita hacer una proyecto tan transparente como el Ayuntamiento sugiere. Me gustaría mucho ver cómo proponen cumplir con el C.T.E. y la normativa de ACCESIBILIDAD. Empezando por los vidrios.


Quizá alguien podría preguntarse por qué en su día no se realizó un acceso frontal desde el lugar donde ahora está esa escalera metálica entre los restos exteriores de la puerta medieval, dada la altura entre los dos niveles existentes. Aunque esa diferencia de cota es mayor en el interior de la cripta que en la calle, no es tanta que no pudiera llegar a ser salvable, pero la imposibilidad radica en los restos arqueológicos del interior.

Como se puede ver en el plano de uno de los folletos de la Cripta editados en su día por el Ayuntamiento, al otro lado de esa pared hay un muro.


El muro es de sillares, tiene  más de 1,5 m de altura y representa una de las fases de la vida de la estructura de puerta romana, la que tiene que ver con la época en que se construye la muralla de cubos que aún vemos justo al lado, de fines del s.III d.C. o principios del IV. En ese momento, toda la estructura se reforma, la cota de circulación se eleva y ese vano se clausura: eso es lo que significa que ese muro siga ahí, que podamos ver con nuestros propios ojos los restos de esos enormes sillares desmontados de otra parte de la puerta para hacer el cerramiento.


Esa es, en esencia, la propia razón de ser de una Cripta Arqueológica; que se pueda acceder a unos restos musealizados que expliquen una historia y que puedan seguir siendo estudiados por siguientes generaciones con mayores y mejores recursos para continuar ampliando el conocimiento, en este caso de la evolución de la ciudad de León.

¿Cuál es la solución para la Cripta de Puerta Obispo?

La mayoría de las veces hay que echar mano de soluciones imaginativas o inusuales para poder salvar los inconvenientes que surjan, porque si sólo nos va a servir la vía fácil, la que sacrifique lo que pretendemos conservar en aras de una solución para el aquí y ahora, es que no valoramos nuestro patrimonio.

Saludos a todos. Nos vemos por León.

Actualización en Marzo de 2013:
La solución final fue colocar unas puertas metálicas deslizables a nivel del suelo, cuya estructura total levanta unos 45 cm.


Podeis ver la noticia Reapertura de la Cripta de Puerta Obispo

7 comentarios:

  1. A mi personalmente no me gusta esa solución. Es una contradicción. En todas las obras recientes de la catedral y su entorno se ha buscado siempre dejar el edificio lo más exento posible, sin otros objetos o construcciones. Asi quedaría más realzada la catedral. Poner esa entrada, aunque sea con fachadas de cristal es ir contra el criterio anterior.
    Yo apostaría por una entrada lateral desde el talud que mira al obispado. Eso si, en un punto que no dañe a los restos actuales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te fijas en el plano, la entrada lateral tampoco es viable, necesitaría sobresalir de la rasante del suelo para alcanzar la cota necesaria en la zona sin restos, una rampa interior y un ajuste al desnivel del exterior. Es complejo, pero eso no quiere decir que descabellado. ;)

      Eliminar
  2. Solución desechada desde hace ya una semana, por cierto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los artículos de prensa ya lo insinuaban pero nada se ha hecho público sobre la decisión del Ayuntamiento. Es una información de primera mano? Gracias por exponerla aquí, en ese caso

      Eliminar
  3. Yo no veo mal una estructura de cristal. Las catedrales exentas son una quimera, un invención decimonónica. Recuerdo entrar a la cripta cuando estudiaba en el instituto (y ha llovido). La visita me encantó. ¿Por qué ponen tantos frenos a mostrar un pasado? Podemos llamar al mismo arquitecto moderno que hizo las Pirámides del Louvre, encargamos una mucho más chiquitita (como idea... jajaja).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son tan escasos los restos conservados que impresiona mucho ver los de la Cripta, por las dimensiones, por su importancia. Es triste saberla cerrada. No creo que la idea del Louvre triunfara aquí, demasiado moderna ;)

      Eliminar
  4. La obsesión por el aislamiento de monumentos nos está dejando muestras de decisiones absurdas por doquier. Es una moda. Se pasará como todas. Afortunadamente.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus comentarios. Todas las contribuciones son bien recibidas, ayudan a mejorar.