martes, 29 de enero de 2013

¿Lo que Google diga?

Me ha pasado una cosa muy divertida hoy. En una tienda de la ciudad de León vendían un bolso con una foto de la Catedral de Burgos. Me ha llamado la atención y le he sacado unas fotos. Alguien muy amable ha salido de la tienda y me ha ofrecido entrar para hacer las fotos con mejor luz, apartar la etiqueta y cualquier otra cosa que me viniese bien. 

Durante la conversación, me ha parecido que insinuaba que era la Catedral de León, así que le he preguntado directamente si se lo habían ofrecido como que fuera así y me ha dicho que sí. Se ha mostrado entre ofendido y avergonzado al decirle que era la de Burgos. Nada dispuesto a creerme.

Dicho y hecho, he sacado el móvil, le he explicado cómo funciona Google Goggles y le he enseñado la respuesta. Discusión zanjada en el acto. Hemos quedado en que las dos catedrales son muy bonitas.


No he podido evitar hacer una foto de la pantalla del móvil (la captura de pantalla sería de mejor calidad pero me falla mucho), disculpadme la mala calidad de la imagen.

De vuelta a casa iba recordando que el señor me dijo: "Bueno, claro, a saber de dónde cogería la imagen (por la autora del objeto), la sacaría de internet y ni se dió cuenta de que era otra. Ella tampoco es de aquí".

Francamente, a mi no me molesta la confusión. Estoy casi segura de que le pasaría a muchísima gente ante una foto, sobre todo si es sólo de una parte, no del edificio entero.

Lo que me ha llamado más la atención ha sido el hecho de que la búsqueda en Google diera por zanjada la cuestión. Especialmente cuando de hecho, estoy segura de que es el origen mismo de la confusión, como bien señalaba él.

Son muchas las ocasiones en que al hacer una búsqueda en las imágenes del buscador de Google en el ordenador, los resultados que se ofrecen no siempre corresponden con la realidad, dado que dependen mucho de las etiquetas o nombres que se pongan a las fotos al colgarlas, o de la página web de la que procedan, donde foto y texto no se corresponden en multitud de ocasiones.

Sabiendo eso, Google ha desarrollado la búsqueda por imágenes e intenta identificar imágenes similares entre sí. Como aplicación para móviles, le dió el ese nombre de Google Goggles.

Aún así. He hecho una búsqueda en el navegador del ordenador y este ha sido el resultado:

El origen del conflicto: Un artículo sobre arte gótico en el que se habla de varias catedrales, ilustrado con una sola foto, sin nombre, de la Catedral de Burgos.

Además, efectivamente, en una visual general, ambas tienen tanto en común que Google las considera "similares".

Un secretillo, para reconocerlas a ojo por su parte superior: La de León tiene el remate triangular y las torres son diferentes, hasta en altura ;)

Saludos a todos. Nos vemos por León

5 comentarios:

  1. En este gráfico interactivo puedes saber muchas más cosas sobre La Catedral de León. http://www.leon-online.com/inici_catedral.html

    ResponderEliminar
  2. Gracias por compartir tu información. Lástima que sea con Flash Player, los usuarios de iOS no podemos verlo. Le echaré un vistazo en cuanto pueda.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. ¿¿¿A qué me suena??? Ah, sí...

    http://noticiasdeleon.blogspot.com.es/2012/12/la-cultural-leonesa-y-la-catedral.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si hacemos una encuesta entre los leoneses, me pregunto cuántos dudarían. Es más frecuente de lo que parece. Muchas veces vemos las cosas, pero no las miramos, ni mucho menos memorizamos los detalles. :)

      Eliminar
  4. Ya! Es verdad. Hay un acceso muy fácil a mucha información, pero no siempre está bien tratada o es fiable.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus comentarios. Todas las contribuciones son bien recibidas, ayudan a mejorar.