viernes, 7 de junio de 2013

Ob natalem aquilae



"Por el nacimiento del águila" y la fecha IIII idus iunias (que corresponde a nuestro actual 10 de junio) son datos que figuran en una inscripción que se llamó la Lápida de Villalís, localidad leonesa de donde procedía, y que fue depositada en el lapidario de la Basílica de San Isidoro.

En el mundo militar romano, el Águila es el símbolo más importante de una Legión, una enseña física que se entrega oficialmente, que les acompaña en las batallas y que en tiempo de paz permanece en el Aedes de los Principia, donde se le rinde culto. Por esta razón, "el nacimiento del águila" simboliza el de la propia Legión.

El hecho de que exista una inscripción con la fecha oficial exacta de este acontecimiento para la Legio VII Gemina, caso único según parece, inspiró a un grupo de leoneses para impulsar la celebración en torno a ese fecha de una conmemoración que denominaron al principio El natalicio de las águilas y que actualmente ha pasado al término más riguroso de El Natalicio del Águila.

Personalmente, creo que es una idea estupenda. Porque con mayor o menor fortuna, llevan años luchando por la permanencia de la celebración y por aprovecharla para acercar a los ciudadanos una parte de nuestra historia que era bastante desconocida y que, gracias a su labor, encuentra gran difusión y eco entre los leoneses.

La verdadera historia que esconde esa fecha es mucho más curiosa que si fuese real, lo que, a mi parecer, dobla la carga emocional de la celebración.

Resumida. En el año 68, varios gobernadores se levantaron en armas contra Nerón. Galba, que lo era de la Hispania tarraconensis, reclutó desde su sede en Clunia (Burgos) una legión a partir de los efectivos de una diezmada Legio VI, que tenía su campamento principal en el actual León. La denominó Legio VII Galbiana y con ella tomó parte en la guerra para ser emperador.

Como la historia la escriben los vencedores y él lo fue, (al menos durante los 7 meses que duró su mandato), podía permitirse el lujo de legalizar a sus tropas, convirtiéndolas en una Legión  romana oficialmente, con todo lo que ello significaba (pues sólo el emperador y el senado podían hacerlo). Dado que la legión en sí misma ya existía y se trataba de un acto oficial, había que escoger una fecha en la que Galba tuviera ese poder y se escogió una con especial significado, en agradecimiento al servicio prestado y en honor a la causa por la que fue reclutada. El 10 de junio es el primer día del mandato oficial de Galba como emperador por ser, exactamente, el día después de la muerte de Nerón.

Bienvenidos a nuestra historia.

Saludos a todos. Nos vemos por León.

2 comentarios:

  1. El origen de las celebraciones:

    http://www.fonsado.com/2008/05/el-natalicio-de-las-guilas-iiii-idus.html

    http://www.fonsado.com/2012/06/aniversario-de-la-legio-vii-gemina.html

    Saludos

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus comentarios. Todas las contribuciones son bien recibidas, ayudan a mejorar.